• -6%
RAPIDEXON 2 mg/ml SOLUCIÓN INYECTABLE...
FATRO IBERICA

RAPIDEXON 2 mg/ml SOLUCIÓN INYECTABLE 50 ml

Si deseas ver el precio y comprar este producto, es necesario estar registrado y validado como veterinari@ colegiad@. Si ya te has registrado debes iniciar sesión.

 
COMPOSICIÓN POR ml:
Dexametasona (en forma de fosfato de dexametasona y sodio) 2,0 mg.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
Grupo farmacoterapéutico: corticoesteroides para uso sistémico, glucocorticoides.
Código ATCvet: QH02AB02.
Propiedades farmacodinámicas: Este preparado contiene el éster de fosfato de sodio de la dexametasona, un derivado fluorometil de la prednisolona que es un potente glucocorticoide con mínima actividad mineralocorticoide. Los corticoesteroides reducen la respuesta inmunológica mediante la inhibición de la dilatación de los capilares, la migración y función de los leucocitos y la fagocitosis. Los glucocorticoides actúan sobre el metabolismo aumentando la gluconeogénesis.

INTERACCIONES E INCOMPATIBILIDADES
El uso simultáneo con fármacos antiinflamatorios no esteroideos puede agravar las úlceras en el tubo digestivo.
Como los corticoesteroides pueden reducir la respuesta inmunitaria a vacunas, la dexametasona no se debe usar en combinación con vacunas o en las dos semanas siguientes a la vacunación.

INDICACIONES
Equino, Bovino, Porcino, Perros y Gatos: La dexametasona se puede utilizar para el tratamiento de procesos inflamatorios y alérgicos.
Bovino: Tratamiento de cetosis primaria (acetonemia). Inducción del parto.
Equino: Tratamiento de artritis, bursitis o tenosinovitis.

CONTRAINDICACIONES
Salvo en situaciones de emergencia, no usar en animales que padezcan diabetes mellitus, insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca, hiperadrenocorticismo u osteoporosis.
No usar en virosis durante la fase virémica o en casos de micosis sistémica.
No usar en animales que padezcan úlceras gastrointestinales o corneales, o demodicosis.
No administrar por vía intraarticular cuando hay signos de fracturas, infecciones articulares bacterianas o necrosis ósea aséptica.
No usar en caso de hipersensibilidad a la sustancia activa, a corticoesteroides o a algún excipiente.

REACCIONES ADVERSAS
Se sabe que los corticoesteroides tienen una gran variedad de efectos secundarios. Aunque las dosis únicas elevadas suelen ser bien toleradas, su administración prolongada puede provocar reacciones adversas graves, que también pueden producirse cuando se administran ésteres de acción prolongada. Por lo tanto, las dosis para tratamientos medios a prolongados deben reducirse, por lo general, al mínimo necesario para controlar los signos clínicos.
Los corticoesteroides pueden causar, durante el tratamiento, hiperadrenocorticismo iatrogénico (síndrome de Cushing), que ocasiona una alteración significativa del metabolismo de grasas, carbohidratos, proteínas y minerales, por ejemplo, se puede producir una redistribución de la grasa corporal, un aumento de peso, debilidad y pérdida de masa muscular y osteoporosis. Durante el tratamiento, dosis eficaces suprimen el eje hipotalámico-pituitario-adrenal. Tras la suspensión del tratamiento, se pueden producir signos de insuficiencia suprarrenal que pueden llegar a atrofia corticosuprarrenal y esto puede hacer que el animal no pueda hacer frente correctamente a situaciones de estrés. Por ello, se debe prestar atención a los medios para minimizar los problemas de insuficiencia suprarrenal tras la retirada del tratamiento (para más información, véanse textos estándar).
Los corticoesteroides administrados sistémicamente pueden producir poliuria, polidipsia y polifagia, especialmente durante las etapas iniciales del tratamiento. Algunos corticoesteroides pueden producir retención de agua y sodio e hipopotasemia en caso de uso prolongado. Los corticoesteroides sistémicos han causado la sedimentación de calcio en la piel (calcinosis cutánea).
El uso de corticoesteroides puede retrasar la cicatrización de heridas y las acciones inmunodepresoras pueden debilitar la resistencia a infecciones o agravar las infecciones existentes. En presencia de infección bacteriana, suele ser necesario tratamiento antibacteriano concurrente. En presencia de infecciones víricas, los corticoesteroides pueden agravar la enfermedad o acelerar su progresión.
Se han referido úlceras gastrointestinales en animales tratados con corticoesteroides y estas úlceras pueden empeorar con los corticoesteroides en pacientes a los que se administran fármacos antiinflamatorios no esteroideos y en animales con traumatismo medular.
La administración de corticoesteroides puede provocar el aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia) con un aumento de las enzimas hepáticas séricas y puede aumentar el riesgo de pancreatitis aguda. Otras posibles reacciones adversas asociadas al uso de corticoesteroides incluyen retención de placenta, metritis, subfertilidad, laminitis, reducción en la producción de leche y cambios en los parámetros bioquímicos y hematológicos de la sangre. Puede darse hiperglucemia pasajera.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Caballos: Intravenosa, intramuscular, intraarticular, intrasinovial o local.
Bovino, Porcino, Perros y Gatos: Intramuscular.

POSOLOGÍA
Tratamiento de procesos inflamatorios o alérgicos: Se recomiendan las dosis medias que se indican a continuación. No obstante, la dosis real utilizada se deberá determinar en función de la gravedad de los signos y del tiempo que estos lleven presentes.
Equino, Bovino, Porcino: 0,06 mg/kg de peso corporal, lo que corresponde a 1,5 ml/50 kg.
Bovino:
Tratamiento de la cetosis primaria (acetonemia): Se recomienda entre 0,02 y 0,04 mg/kg de peso corporal, lo que corresponde a 5-10 ml por vaca administrados mediante inyección intramuscular, dependiendo del tamaño de la vaca y la duración de los signos. Se debe tener cuidado para no producir sobredosificación en los individuos de la raza Channel Island. Se precisarán dosis mayores si los signos llevan presentes un tiempo o si se está tratando a animales que han sufrido una recidiva. En la mayoría de los casos tempranos, se obtendrá una curación con una dosis única, pero la dosis puede repetirse en intervalos de 48 horas si es necesario.
Inducción del parto: 0,04 mg/kg de peso corporal, que corresponde a 10 ml por vaca mediante una única inyección intramuscular tras el día 270 de gestación. El parto se producirá, habitualmente, en las 48 a 72 horas siguientes. Si el parto no se produce en este periodo, la dosis se puede repetir.
Tratamiento de artritis, bursitis o tenosinovitis: Mediante inyección intraarticular, intrasinovial o local única en los equinos. Dosis 1 ml-5 ml.
Perros, Gatos: 0,1 mg/kg de peso corporal, lo que corresponde a 0,5 ml/10 kg.
Las dosis se pueden repetir una vez a intervalos de 24 a 48 horas si es necesario. Se deben utilizar otros puntos de inyección para la administración de dosis repetidas.

PRECAUCIONES ESPECIALES
Si se utiliza para la inducción del parto en el ganado bovino, se puede producir una incidencia elevada de retención de placenta, con posible metritis y/o baja fertilidad como consecuencia.

TIEMPO DE ESPERA
Carne:
- Bovino: 8 días.
- Porcino: 2 días.
- Equino: 11 días.
Leche: 72 horas.
Prescripción Médica
SI

Te puede interesar

Producto añadido a Mis favoritos

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento.
Si continua navegando acepta su uso.
Consulte la política de cookies y la política de privacidad.