• -9%
CANITROID SABOR 200 microgramos 250...
DECHRA

CANITROID SABOR 200 microgramos 250 Comprimidos

Si deseas ver el precio y comprar este producto, es necesario estar registrado y validado como veterinari@ colegiad@. Si ya te has registrado debes iniciar sesión.

 
COMPOSICIÓN POR COMPRIMIDO:
- Canitroid Sabor 200 µg: Levotiroxina sódica 200 µg.
- Canitroid Sabor 400 µg: Levotiroxina sódica 400 µg.

INDICACIONES
Perros: Tratamiento del hipotiroidismo (síntesis insuficiente de hormona tiroidea).

CONTRAINDICACIONES
No usar en perros con insuficiencia suprarrenal sin corregir.
No usar en caso de hipersensibilidad conocida a la levotiroxina sódica o a cualquiera de los excipientes.

REACCIONES ADVERSAS
El restablecimiento de la actividad física puede desenmascarar o intensificar otras afecciones como la artrosis.
Las reacciones adversas asociadas al tratamiento con hormonas tiroideas se deben, por lo general, a una dosis excesiva y corresponden a los síntomas de exceso de hormona tiroidea, por ejemplo, aumento de la sed y de la micción, pérdida de peso sin pérdida de apetito y jadeos.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral.

POSOLOGÍA
Perros: Se recomienda una dosis inicial de levotiroxina sódica de 10 µg/kg de peso corporal cada 12 horas.
Dada la variabilidad en la absorción y el metabolismo de este fármaco, es posible que sea necesario un ajuste de la dosis antes de poder observar una respuesta clínica completa. La dosis y la frecuencia de administración iniciales son meramente un punto de partida.
La absorción de levotiroxina sódica en el perro se ve influenciada por la presencia de alimento.
Para romper un comprimido de forma precisa y sencilla, colocar la cara ranurada hacia arriba y presionar con el pulgar.
En perros con un peso corporal inferior a los 5 kg, debe iniciarse el tratamiento con un cuarto de un comprimido de 200 µg una vez al día. Estos casos deben ser controlados minuciosamente por el veterinario.

PRECAUCIONES ESPECIALES
El aumento del metabolismo como resultado del tratamiento con la levotiroxina sódica puede suponer una sobrecarga para una actividad cardiaca ya deficiente, provocando signos de insuficiencia cardiaca.
Los perros hipotiroideos que padecen hipocorticalismo suprarrenal (enfermedad de Addison) presentan una menor capacidad para metabolizar la levotiroxina sódica y, por lo tanto, un mayor riesgo de sobredosis y deben ser estabilizados con glucocorticoides y mineralocorticoides antes del tratamiento con levotiroxina sódica, para evitar la aparición de una insuficiencia corticosuprarrenal aguda. Después, volverán a repetirse las analíticas de tiroides y se recomienda iniciar el tratamiento con levotiroxina sódica de forma gradual, comenzando con el 25 % de la dosis normal y aumentándola en incrementos del 25 % cada dos semanas, hasta que se llegue a una estabilización óptima.
También está recomendada la introducción paulatina del tratamiento para los perros con otras enfermedades simultáneas, en particular con cardiopatías, diabetes mellitus y enfermedades de los riñones y del hígado.
El hipotiroidismo durante la gestación puede dar lugar a complicaciones graves, como un aumento de la mortalidad fetal. La dosis de mantenimiento con levotiroxina sódica puede tener que ajustarse durante la gestación. Las perras gestantes que reciben tratamiento deben ser controladas periódicamente por el veterinario desde la concepción hasta varias semanas después del parto.
Prescripción Médica
SI

Te puede interesar

Producto añadido a Mis favoritos

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento.
Si continua navegando acepta su uso.
Consulte la política de cookies y la política de privacidad.