• -10%
PROZINC 40 UI/ml SUSPENSION...
BOEHRINGER INGELHEIM

PROZINC 40 UI/ml SUSPENSION INYECTABLE GATOS Y PERROS 10 ml

Si deseas ver el precio y comprar este producto, es necesario estar registrado y validado como veterinari@ colegiad@. Si ya te has registrado debes iniciar sesión.

 

COMPOSICIÓN POR ml:
Principio activo: Insulina humana 40 UI como insulina protamina zinc (producida mediante tecnología de ADN recombinante).
Una UI (unidad internacional) corresponde a 0,0347 mg de insulina humana.
Excipientes: Sulfato de protamina 0,466 mg, óxido de zinc 0,088 mg, fenol 2,5 mg.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
Características generales: La insulina activa los receptores de la insulina y con ello una compleja cascada de señalización celular que conduce a una mayor absorción de glucosa en las células. Los efectos principales de la insulina son la reducción de concentraciones de glucosa en la sangre circulante y el almacenamiento de grasa. En general, la insulina influye en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono y de los lípidos.
Características farmacodinámicas: Bajo condiciones clínicas de campo en gatos diabéticos, se observó la máxima acción sobre las concentraciones de glucosa en sangre (p. ej.: nadir de glucosa en sangre) alrededor de 6 horas (intervalo de 3 a 9 horas) después de la administración subcutánea. En la mayoría de los gatos el efecto reductor de glucosa duró un mínimo de 9 horas después de la primera inyección de insulina.
Características farmacocinéticas: La insulina recombinante humana protamina zinc es una insulina cuya absorción e inicio de acción se retrasa mediante la adición de protamina y zinc que conducen a la formación de cristales. Tras la inyección subcutánea, las enzimas tisulares proteolíticas degradan la protamina para permitir la absorción de insulina. Además, el líquido intersticial diluirá y degradará los complejos de hexámeros de insulina-zinc formados lo que retrasará la absorción del depósito subcutáneo.
Una vez absorbida de su localización subcutánea, la insulina entra en la circulación y se difunde en los tejidos, en donde se une a los receptores de la insulina que se encuentran en la mayoría de los tejidos. Los órganos tisulares destino son, entre otros, hígado, músculos y tejido adiposo.
Tras la unión de la insulina con su receptor y la acción subsiguiente, se libera nuevamente insulina al entorno extracelular. A continuación puede degradarse al pasar por el hígado o el riñón. La degradación implica normalmente la endocitosis del complejo insulina-receptor, seguida por la acción de la enzima degradante de la insulina.
El hígado y el riñón son los dos órganos principales que eliminan la insulina de la circulación. El 40 % de la insulina se elimina por el hígado y el 60 % por el riñón.

INTERACCIONES E INCOMPATIBILIDADES
Los cambios en las necesidades de insulina pueden ser el resultado de la administración de sustancias que alteran la tolerancia a la glucosa (p. ej.: los corticoesteroides y los gestágenos). Deben controlarse las concentraciones de glucosa para ajustar la dosis de forma correspondiente. De modo similar, una dieta rica en proteínas y baja en hidratos de carbono puede alterar las necesidades de insulina (p. ej.: reducción de la dosis de insulina).
En ausencia de estudios de compatibilidad, este medicamento veterinario no debe mezclarse con otros medicamentos veterinarios.

INDICACIONES
Gatos y Perros: Diabetes mellitus.
Para el tratamiento de la diabetes mellitus en gatos y perros para conseguir reducir la hiperglucemia y mejorar los signos clínicos asociados.

CONTRAINDICACIONES
No usar para el tratamiento agudo de cetoacidosis diabética.
No usar en caso de hipersensibilidad a la sustancia activa o a algún excipiente.

REACCIONES ADVERSAS
En un estudio de campo realizado para investigar la seguridad y la eficacia del medicamento, se registraron casos de hipoglucemia al menos en una ocasión en el 13 % (23 de 176) de los gatos tratados y el 26,5 % (44 de 166) de los perros tratados. Estos casos fueron generalmente de carácter leve. Los signos clínicos pueden incluir hambre, ansiedad, locomoción inestable, espasmos musculares, traspiés al caminar o claudicación de las extremidades traseras y desorientación.
En este caso es necesaria la administración inmediata de una solución de glucosa y/o de alimento. La administración de insulina debe cesar temporalmente y debe ajustarse adecuadamente la siguiente dosis de insulina.
En muy raras ocasiones se han descrito reacciones en el lugar de inyección, que remitieron sin interrumpir el tratamiento.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Subcutánea.

POSOLOGÍA
Gatos: La dosis inicial recomendada es de 0,2 a 0,4 UI/kg de peso corporal cada 12 horas.
Para gatos previamente controlados con insulina, puede ser apropiado administrar una dosis inicial superior hasta 0,7 UI/kg de peso corporal.
El veterinario debe reevaluar al gato a intervalos apropiados y ajustar el protocolo del tratamiento, por ejemplo la dosis y el régimen de dosificación, hasta lograr el control glucémico adecuado. Cualquier ajuste de la dosis (p. ej.: incremento de la dosis) debe realizarse por norma general después de algunos días (p. ej.: 1 semana), ya que la acción completa de la insulina requiere una fase de equilibrio. Si se requieren ajustes de la dosis de insulina, deberían realizarse generalmente entre 0,5 y 1 UI por inyección. La reducción de las dosis debida a hipoglucemia observada o sospecha de efecto Somogyi (rebrote de la hiperglucemia) puede ser del 50 % o superior.
Perros: Para el inicio del tratamiento, la dosis recomendada es de 0,5 a 1,0 UI de insulina/kg de peso corporal una vez al día todas las mañanas (aprox. cada 24 h). Para perros diabéticos recién diagnosticados, se recomienda una dosis inicial de 0,5 UI de insulina/kg una vez al día.
Modo de administración: Debe utilizarse una jeringa U-40.
La suspensión debe mezclarse rotando suavemente el vial antes de extraer la dosis. La dosis debe administrarse durante las comidas o inmediatamente después de estas. Debe prestarse especial cuidado respecto a la exactitud de la dosis. El medicamento debe administrarse dos veces al día mediante inyección subcutánea.
Evitar la introducción de contaminación durante el uso.
Después de rotar suavemente el vial de ProZinc la suspensión tiene un aspecto turbio y blanco. En el cuello de algunos viales puede observarse un anillo blanco, pero esto no afecta a la calidad del producto.
En las suspensiones de insulina pueden formarse aglomerados (p. ej.: grumos). No utilice el producto si los aglomerados visibles persisten después de rotar suavemente el vial.

PRECAUCIONES ESPECIALES
Una vez logrado el control adecuado de la glucemia, debe realizarse un control periódico de esta (p. ej.: cada 3 a 4 meses o con más frecuencia) y pueden ser necesarios ajustes adicionales de la dosis de insulina.
Los gatos pueden desarrollar una remisión diabética, en cuyo caso se volverá a obtener una producción suficiente de insulina endógena y será necesario ajustar o interrumpir la dosis de insulina exógena.
La autoinyección accidental puede provocar signos clínicos de hipoglucemia, y existe baja posibilidad de una reacción alérgica en personas hipersensibles. En caso de autoinyección accidental, consulte con un médico inmediatamente y muéstrele el prospecto.

Prescripción Médica
SI
Producto en frío
1

Te puede interesar

Producto añadido a Mis favoritos

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento.
Si continua navegando acepta su uso.
Consulte la política de cookies y la política de privacidad.